¿Qué son los Taninos del vino?

Los taninos del vino

¿Qué son los Taninos del vino?

Los taninos del vino son una sustancia natural que procede de la parte sólida del racimo de uvas, concrétamente de la piel, el hollejo y las pepitas, y de la barrica de roble en la que el vino ha reposado.

Estos taninos son uno de los indicadores más importantes de la calidad de un vino, y además son bastante fáciles de identificar. Un vino con gran presencia de taninos nos dejará una sensación seca, dura y astringente en el paladar, señal de que el vino evolucionará de forma positiva durante años. Los grandes vinos recién embotellados tienen esta sensación muy marcada, y a medida que pasan los años, los taninos se suavizan, se vuelven nobles, amables o maduros, y le dan esos agradables aromas maduros de los grandes vinos.

Más en vinos tintos que en blancos

Los taninos están mucho más presentes en los vinos tintos que en los blancos, y más en los vinos de guarda que en los jóvenes, ya que, como hemos comentado, parte de los taninos proceden del roble de la barrica.

Con el largo envejecimiento de los grandes vinos, estos taninos se van uniendo entre sí hasta que al alcanzar cierto tamaño precipitan y pasar a formar el sedimento tan común en los vinos.

Descubren a los grandes vinos

Los taninos son algo muy bueno para un vino, su evolución depende en gran parte de ellos, y además se dice que son buenos para la salud, ya que contribuyen a disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, complementando los ya demostrados beneficios de un consumo moderado de vino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *